miércoles, 30 de mayo de 2007

terry

Esta es la historia de un perro policía
Que ya no tenia ganas de volver a salir
De su mísera caseta para hacer una nueva guardia,
Tan solo ya pensaba en morir.
Pero una noche de enero escuchaba una melodía
era de la harmónica de un vigilante nuevo.
Se tumbo y empezó a escuchar sus canciones.
Miro hacia la luna enamorado
De ese torbellino de sensaciones.
Ansioso de estar mas cerca del sonido
Con los dientes fue rompiendo eslabones,
Se sentó enfrente de el con una sonrisa
Que respondía su corazón con vibraciones.
Desde entonces cuando la noche cae
Y lo sacan para realizar sus misiones,
Tiene la ilusión puesta en encontrarse
Al vigilante de la harmónica y sus oraciones.

No hay comentarios: