miércoles, 19 de septiembre de 2007

un chiste macabro

Un niño le dice a la mamá:
- Mamá, mamá, ¿me puedo comer un hielito?
- Bueno hijo, te puedes comer un hielito.
Al rato:
- Mamá, mamá, ¿me puedo comer un hielito?
- Bueno hijo, te puedes comer un hielito.
Y así sigue el niño por un buen rato pidiendo hielitos, hasta que:
- Mamá, mamá, ¿me puedo comer otro hielito?
- Hijo! si te sigues comiendo los hielos, tu hermanito va a llegar podrido a la funeraria!

1 comentario:

Anónimo dijo...

JOSELE

- Carmen, ¿estas enferma? Te lo pregunto porque he visto salir a un medico de tu casa esta mañana.

- Mira, ayer por la mañana yo vi salir a un militar de la tuya y no estamos en guerra, verdad?