domingo, 16 de diciembre de 2007

muerte pulmonar



y de este relato os acordais??




Entras a ese pasillo, enorme, con luz suficiente para ver puertas a los dos lados, con batas verdes colgadas en percheros baratos y con papeleras en el suelo, miles, todas cerradas y brillantes igual que el suelo.Avanzas y vas viendo letreros poco alentadores;Puerta bloqueada por orden medica.Continuas pasando por cajas llenas de guantes de látex y mascarillas. Sigues sin ver el fin, de nada, ni a nadie.Llegas a una especie de recepción y tus datos en papel caen sobre un puñado de carpetas más.Por fin ves a una persona que no te mira a los ojos y conversa con quien te ha traído hasta aquí.Tu sigues sentado en una silla de ruedas conectado a un gotero y a una botella de oxigeno.Te asustas, cierras los ojos, te dejan solo mientras ellos entran en una habitación.Piensas que más te puede pasar y te preguntas que va a ser de tus huesos.Tienes ganas de salir corriendo y de fumarte un cigarro.Pero el paquete que llevabas apenas empezado, te lo han quitado y seria ridículo entrar en una cafetería así vestido, despeinado y con mas pinchazos que Jesucristo.Siempre puedes volver a pedir uno a la señora de la limpieza,Pero es de noche y no llegara hasta las nueve, mas o menos.Eso si no le cambian de zona y vuelve ese hijo de puta que te aborta todo principio de poder hacerlo cuando los médicos, ATS, y demás, los tienes un poco lejos de ti.Vuelven las dos personas con una sonrisa innecesaria.Cierran la puerta y uno te entabla conversación.-Vamos a ver. ¿Que hay que hacer para que pongas un poco de tu parte?Té fijas en que ahora si que te mira a los ojos. Hueles a sudor frió y tienes ganas de que te deje tranquilo.- Como sigas así, no vamos a poder hacer nada por ti.Te das cuenta de que su aliento sabe a tabaco rubio, te cagas en todo, forcejeas contra ti mismo y lloras por no sé cuanta vez.Descansas y ves que no puedes gritar. La fatiga sé hizo dueña de ti y de tu vida. Vuelves a cerrar los ojos sin querer y sin poderlos abrir.- Este no llega a ni a fin de mes.Escuchas mientras té quedas dormido.La maldita tos te vuelve a despertar e intentas en vano incorporarte, todo te duele y estas conectado a mas cables que nunca. Alguien se acerca y procura relajarte.Conoces esa mirada aunque pertenezca a otro cuerpo. Revisa todas tus lagrimas como si fueran importantes y te acelera no sé que gotero. Te vuelve a observar.- Luego tienes visita y estas tan echo una mierda como para que venga alguien a verte. Anoche a poco te mueres y todo por el puto tabaco, cualquier día de estos serás uno mas que haya que enterrar, por gilipollas.Su cara se acerca cada vez mas a la tuya hasta que prácticamente roza con la mascarilla.- Haznos un favor y échate hoy un par de cigarros si tienes huevos. No me mires asi. Ese listillo de tu amigo seguro que te los dará. Te quiere ver muerto y no se da cuenta de que ya lo estas, solo es cuestión de tiempo. Todos los días muere alguien en el hospital y la vida cuando la ves desde cierta perspectiva se puede asemejar a un estercolero de insatisfacciones o mejor dicho a una gran y apestosa mierda seca.Podría decir que todo puede ser mejor, claro. Poner de mi parte, me hace llorar.Ya no se me levanta y no puedo casi trabajar, no puedo ni siquiera darme largos paseos como antes lo hacia. El fin de la vida o el principio del descanso. Según se mire uno tiene lo que se merece, lo que se ha buscado y lo que trata de conseguir. A veces esto ultimo en absoluto sucede.Sin amor, confieso que yo tampoco soportaría a una persona que tuviera que cuidar siempre de la otra. Y este dolor en el pecho que me oprime todas las mañanas y que cada dia lo llevo peor.- Hoy no te pueden venir a ver, pero no te aburiras. Acaban de decirme que pasaras la tarde con el compañero ese que te cae tan bien. Algo es algo.Solo, olvidado en este antro de higiene y salud.Todos estamos a un paso de la muerte y a dos de la salvación. Si te portas veinte días bien te envían para casa y esperan no tener que verte nunca mas.Te mienten continuamente y recuerdas como escribías en la eléctrica sobre parejas imaginarias y chicos que solamente conocieron lo mas prohibido de la vida contigo, mientras llenabas ceniceros de tabaco y de alegría.Ahora todo es igual. Sigues soñando con el sexo y nada mas, fumas y todo se vuelve mas real. El hielo se derrite con los años y simplemente no te apetece volver a rellenarlos y la eléctrica pasa a ser un ordenador y tu vida se reduce a buscar una excusa dentro de todo el repertorio de mentiras que aprendiste hace tiempo.La tecnología y su importancia, claro.Yo no sirvo para ser de otra manera, simplemente pido poder pasar pagina y no estar mucho mas tiempo dándole vueltas al tarro.Si soy adulto para todo también para poder fumar.Ya hice todo lo que tenia que hacer y estoy aquí de relleno.No pido nada a nadie, ni dejo que me guíen las viejas religiones por muy viejas o religiones que sean.Si no llego a fin de mes, me gustaría despedirme de los míos y escuchar por ultima vez el ronroneo de mi gato y verle pronto en la otra vida para poder seguir cuidándolo.No podría ser de otra manera el despedirme diciendo...-¿Tienes fuego?Pero para ello tendrá que bajar a la calle cosa bastante complicada.Así que lo dejaremos en que me pases un ultimo cigarrillo y me lo quitas luego de la herencia. Hasta pronto.

No hay comentarios: