miércoles, 30 de mayo de 2007

terry

Esta es la historia de un perro policía
Que ya no tenia ganas de volver a salir
De su mísera caseta para hacer una nueva guardia,
Tan solo ya pensaba en morir.
Pero una noche de enero escuchaba una melodía
era de la harmónica de un vigilante nuevo.
Se tumbo y empezó a escuchar sus canciones.
Miro hacia la luna enamorado
De ese torbellino de sensaciones.
Ansioso de estar mas cerca del sonido
Con los dientes fue rompiendo eslabones,
Se sentó enfrente de el con una sonrisa
Que respondía su corazón con vibraciones.
Desde entonces cuando la noche cae
Y lo sacan para realizar sus misiones,
Tiene la ilusión puesta en encontrarse
Al vigilante de la harmónica y sus oraciones.

la chica del cortado

Cuando doblo las paginas del dia
Y las recojo en donde acaba mi memoria,
Revolotean tranquilamente miles de sucesos
Dando vueltas como si fueran en una noria.
De entre todas ellas sale una curiosa
Casi todos los días al letrado.
Es la evidencia de lo cotidiano
Es, simplemente,
La chica del cortado.
Dos vidas distintas pero a la vez paralelas,
Unidas por la cafeína,
Que entre los dedos
A veces alzan alas al cielo
Y vuelven a florecer el deseo a los cuerpos.
Se nos puede ver en algún bar de delicias
Casi todos los días, excepto fin de semana.
Me gustaría salir con ella de copas
Pero a ella no le da la gana.
Sencillamente por este motivo,
La empecé a llamar “la chica del cortado”
Cariñosa y melódica cuando estamos juntos,
Desconocida y libre cuando no esta a mi lado.
Pues me gusta esta irónica historia de amor
He de reconocer que me gusta hacerlo con ella
Y no obstante en este sentido es preferible
Abusar del café que de cualquier botella.
A veces pedimos descafeinados
Pero no es lo mismo
Lo mires por donde lo mires.
Parece como si nos marchitáramos,
Nuestra pasión nace de la maquina
Y de los ya dichos cortados.
He pensado en dejar esta situación,
Pero sin ella el café se vuelve frio,
Y los terrones están muy amargos,
Peor que la de un rio estancado.
Yo no digo: café, copa y puro.
Yo grito: ¡ café y a tus brazos!

instinto animal

Tras la nube de contaminación
Que florífera en mi maldita ciudad,
Siento tus gritos con nitidez,
Sé que estas presa de libertad.
Tras el indestruible enredo
De hormigón y sistemas de alarmas
Vives encerrada entre cuatro paredes.
Ya no te sientes ni mujer
Cuando ves que no te rodean personas
Ni siquiera las que tu mas quieres.
En un patio tan pequeño y descuidado
Como las comidas que recibes a diario,
Paseas algún dia cuando los que te vigilan
Están de buenas (tal vez solo por ello)
O por que quieren algo
Que no tienen en los armarios.
Vistes a la moda, sabes lo que es perder.
Ya no escuchas a los héroes en la madrugada,
La rutina y el sistema te han hecho envejecer.
La heroína hizo destruir tu inocencia,
Trabajaste en una calle que todos conocen
Y sin vocación aprendiste el carterismo.
No quiero recordarte el dia que te descubrieron,
Cuando perdías mas dinero en pincharte
Que lo que ganabas para ti misma.
Nunca podré comprender estos sucesos
Y me refiero a que acaben en una prisión.
Cuando uno hace un delito y lo dan por loco
Lo meten en un psiquiátrico como solución.
A los drogadictos los encierran sin pensar
Que al cumplir la pena van a salir igual.
El caballo galopa más rápido que la mente
Por eso mas de uno seguirá clavando algún puñal.
Vistes a la moda, sabes lo que es perder.
Ya no escuchas a los héroes en la madrugada,
La rutina y el sistema te han hecho envejecer.

En apoyo a una presa

Tras la nube de contaminación
Que florífera en mi maldita ciudad,
Siento tus gritos con nitidez,
Sé que estas presa de libertad.
Tras el indestruible enredo
De hormigón y sistemas de alarmas
Vives encerrada entre cuatro paredes.
Ya no te sientes ni mujer
Cuando ves que no te rodean personas
Ni siquiera las que tu mas quieres.
En un patio tan pequeño y descuidado
Como las comidas que recibes a diario,
Paseas algún dia cuando los que te vigilan
Están de buenas (tal vez solo por ello)
O por que quieren algo
Que no tienen en los armarios.
Vistes a la moda, sabes lo que es perder.
Ya no escuchas a los héroes en la madrugada,
La rutina y el sistema te han hecho envejecer.
La heroína hizo destruir tu inocencia,
Trabajaste en una calle que todos conocen
Y sin vocación aprendiste el carterismo.
No quiero recordarte el dia que te descubrieron,
Cuando perdías mas dinero en pincharte
Que lo que ganabas para ti misma.
Nunca podré comprender estos sucesos
Y me refiero a que acaben en una prisión.
Cuando uno hace un delito y lo dan por loco
Lo meten en un psiquiátrico como solución.
A los drogadictos los encierran sin pensar
Que al cumplir la pena van a salir igual.
El caballo galopa más rápido que la mente
Por eso mas de uno seguirá clavando algún puñal.
Vistes a la moda, sabes lo que es perder.
Ya no escuchas a los héroes en la madrugada,
La rutina y el sistema te han hecho envejecer.

desde Tetuan

Desde Tetuán ya se puede ver el futuro
Ya lo puedes comprar, sentir, odiar, tocar.
El hambre es la moneda, el odio el pasaporte,
La droga ya es simplemente algo para después de cenar.
Las culturas se estropean y el cielo se apaga,
El sexo se reduce a la fornicacion del animal.
Aquí tú eres el problema, me dijo un viejo musulmán
Metiéndose con mi cultura occidental.
El hachis nos hizo olvidar nuestras identidades
Hasta el punto de creernos verdaderos amigos.
- tal vez es mejor que se nos haga tarde.
Dijimos cuando todos estaban dormidos.
De nosotros no salio dar ningún grito al planeta
Diciendo que la religión es fruto de la incultura.
Tal vez nos volvamos a ver otro dia de junio,
Si todos estos “dioses” dejan de lado a la tortura

cambiar de trabajo

Un frio martes de enero
( de esos que se te hielan hasta los huesos)
Decidí no ir mas a clase y ponerme a trabajar.
Quería decir a mi gente “ ya soy algo “
Que por supuesto ahora les voy a cantar.
Empecé de aprendiz de carnicero,
Quince días dure con un tipo obsceno.
Me decía que tenia que saber mentir,
Que dijera que todo lo que vendía estaba bueno.
Días después entre en una fabrica del metal,
Pensaba que ese seria mi destino.
Pero me explotaba el jefe como a un cerdo
Mientras el solo se dedicaba al vino.
Semanas después comencé a vender seguros
Lo que significaba todos los días corbata y americana.
De puerta en puerta explicando las nuevas ofertas
Para que me pagaran la comisión que les diera la gana.
Y asi dia tras dia, año tras año.
El sentido de mi vida es el cambiar de trabajo.
Y asi dia tras dia, año tras año.
Yo he nacido para cambiar de trabajo.
Harto del sol y del dia
Decidí meterme a panadero.
A las cinco noches ya me echaron
Y todo por no querer cortarme el pelo.
Acabe la mili y trabaje cuatro meses,
Me hice lo que se dice un buen camarero.
Cojio el restaurante y cerro sin avisar
Por algo que se llama falta de dinero.
Basta de ilusiones malignas.
Voy a meterme a la policía.
De ahí me echaron enseguida
Por no pensar con su filosofía.
Una vez comprendí que mi vida
Era algo extraña me metí en un circo.
Solo les quedaba plazas para enanos
Y me dijeron; para eso no vales, chico.
Coji otro trabajo que me ilusionaba,
Retransmitía partidos de fútbol por la radio.
Tuve un accidente y me quede ciego,
Me cambiaron por una tal Rosario.
Y asi dia tras dia, año tras año.
El sentido de mi vida es el cambiar de trabajo.
Y asi dia tras dia, año tras año.
Yo he nacido para cambiar de trabajo.
Cada vez que voy a apuntarme al paro
Y me preguntan dónde he trabajado
De la risa se les caen unos lagrimones
Sin importarles que este yo a su lado.
Bueno, ahora pretendo ser cantante
A ver si no me quedo mudo.
Y si me quedo no me echéis...
Me iré yo porque lo tendré crudo.
Y asi dia tras dia, año tras año.
El sentido de mi vida es el cambiar de trabajo.
Y asi dia tras dia, año tras año.
Yo he nacido para cambiar de trabajo.