domingo, 13 de enero de 2008

despues de la tormenta siempre llega la calma

La llegada del impostor fingiéndose Leopoldo María Panero.

Al amanecer, cuando las mujeres comían fresas crudas, alguien llamó a mi puerta diciendo ser y llamarse Leopoldo María Panero. Sin embargo, su falta de entereza al representar el papel, sus abundantes silencios, sus equivocaciones al recordar frases célebres, su embarazo cuando le obligué a recitar a Pound, y finalmente lo poco gracioso de sus gracias, me convencieron de que se trataba de un impostor. Inmediatamente, hice venir a los soldados: al amanecer del día siguiente, cuando los hombres comían pescado congelado, y en presencia de todo el regimiento, le fueron arrancados sus galones, su cremallera, y arrojado a la basura su lápiz de labios, para ser fusilado poco después. Así terminó el hombre que se fingía Leopoldo María Panero.






Noveno poema de la vieja.
Dijo el demonio a la vieja
desnúdate y baila conmigo
muéstrame tu cuerpo fláccido
como una flor se deshoja
también el diablo es viejo
y cual tu culo sonrosado
las lágrimas son de los hombres
porque llorar no es de viejos.
(PANERO)



El lamento de un vampiro.
Vosotros, todos vosotros, toda
esa carne que en la calle
se apila, sois
para mí alimento,todos esos ojos
cubiertos de legañas,
como de quien no acaba
jamás de despertar, como
mirando sin ver o bien sólo por sed
de la absurda sanción de otra mirada,
todos vosotros
sois para mí alimento,
y el espanto profundo de tener como espejo
único esos ojos de vidrio, esa niebla
en que se cruzan los muertos, ese
es el precio que pago por mis alimentos.
(PANERO)




Canción para una discoteca.



No tenemos fe
al otro lado de esta vida
sólo espera el rock and roll
lo dice la calavera que hay entre mis manos
baila, baila el rock and roll
para el rock el tiempo y la vida
son una miseria
el alcohol y el haschisch
no dicen nada de la vida
sexo, drogas y rock and roll
el sol no brilla por el hombre,
lo mismo que el sexo y las drogas:
la muerte es la cuna del rock and roll.
Baila hasta que la muerte te llame
y diga suavemente entra
entra en el reino del rock and roll.
LEOPOLDO MARIA PANERO



Nada hay tan puro como el odio
que vierte esta fuente como dorada bilis
y en donde hay miles de flores saliendo de la enredadera
cruel de la nada, miles
de temblorosas lilas
como mil mentiras.
Yo soy alguien que miente en la tarde
rubí en los ojos del sapo y espera que forma la cacería
de ciervos en la noche.
Porque lo que soy yo sólo lo sabe el verso
que va a morir en tus labios
como el relincho que da fin a la caza.

(PANERO)




El acto del amor es lo más parecido

a un asesinato.

En la cama, en su terror gozoso,

se trata de borrar

el alma del que está,

hombre o mujer,debajo.

Por eso no miramos.

Eyacular es ensuciar el cuerpo

y penetrar es humillar

con la verga la erección de otro yo.

Borrar o ser borrados, tanto da, pero

en un instante, irse dejarlo

una vez más

entre tus labios.



(PANERO)











4 comentarios:

Eingel dijo...

en fin... que un dia entenderé lo que querian decir los poetas al hablar de amor...

kebrantaversos dijo...

PANERO ES UN PUTO GENIO
el kebran

A.Querejeta dijo...

Me encanta Panero. Genial. Sin más palabras.

nuria dijo...

Hola pequeño.
Bonitos poemas y bonito paisaje lo puedo asegurar,(aunque mucho,mucho,frio,frio,muchos chupones afilados como cuchillos).Me gusta mucho el lamento de un vampiro,bueno todos.
Ojala cuando me muera siga escuchando ROCK AND ROLL.
Bonita descrición del acto del amor.Muy bonitos PANERO.Muchos besos a todos.