sábado, 27 de junio de 2009

AMAR SIN ARMARIOS, VIVIR SIN FRONTERAS

AMAR SIN ARMARIOS, VIVIR SIN FRONTERAS
El próximo domingo 28 se celebra el Día del Orgullo LGTB (Gay, Lésbico, Trans y Bisexual).
La manifestación partirá a las 12:00 horas del domingo desde la plaza San Miguel de Zaragoza
MANIFIESTO FINAL


Este mes se cumplen 40 años desde que la revuelta en el bar neoyorkino Stonewall iniciara el camino de transexuales, lesbianas, gais y bisexuales por sus derechos civiles. Un camino que nos llevó a que, hace ahora 30 años, dejáramos de ser consideradas legalmente en este país un peligro social.
Es el mismo camino de los que luchaban por sus derechos por encima de prejuicios y fronteras: mujeres, trabajadoras y trabajadores, personas de diversas capacidades, lugares y culturas… Personas que compartieron nuestro trabajo, que nos ayudaron a acabar con la discriminación legal en el matrimonio civil hace cuatro años, o a iniciar el camino legal aún inacabado de la dignidad para las personas transexuales. Todas ellas nos dejaron una huella imborrable de solidaridad y gratitud.

Ahora es el momento de demostrar que esa huella permanece.
Lesbianas, gais, trans y bisexuales sabemos bien lo que es la persecución y la búsqueda de espacios donde sobrevivir dignamente y, por eso, estamos y estaremos al lado de las personas perseguidas a causa de su diferencia o su origen. Queremos mostrar nuestro compromiso y solidaridad con las personas migrantes junto con los movimientos sociales que trabajan por ellas.
Por eso estuvimos al lado de Laura Bugalho, detenida hace un mes a causa de su trabajo en defensa de las personas migrantes.
Por eso denunciamos que aún quedan discriminaciones legales que resolver para las personas migrantes LGTB.
Y por eso, ante la reforma de la Ley de Extranjería, queremos decir bien alto:
- Que, puesto que nuestros afectos no son ilegales ni peligrosos sino iguales a los de las demás; de la misma forma ninguna persona es ilegal o peligrosa por venir de un sitio u otro.
- Que no vamos a renunciar a nuestro derecho de amar y ser amadas como nos parezca, y no vamos a aceptar que se recorte el derecho de las personas migrantes a buscar un sitio donde ser felices. Ya sea porque huyan de la persecución por su identidad o creencias, o de una miseria de la que no son responsables.
Por eso decimos SÍ a un Aragón incluyente y abierto.
NO queremos:
- Ningún centro de internamiento de extranjeros, ni en Plaza, ni en el resto de Zaragoza ni de Aragón.
- Ningún retorno forzoso.
- Ninguna ley para encarcelar ni perseguir a las personas por su origen, para que no sea delito venir de otro sitio.
Y también ahora debemos decir que aún quedan asignaturas pendientes en el sistema educativo.
30, 40 años después de que la sociedad admitiera que no somos ilegales ni peligrosas sino iguales, esta visión no existe en la escuela. Ya es hora de que en la escuela se reconozca la diversidad sexual. Que desaparezcan los estereotipos sexuales y sociales, que se superen planteamientos trasnochados sobre la familia, que se flexibilicen las enseñanzas y los niños y niñas no crezcan aprendiendo un mundo diferenciado para héroes y heroínas, hombres y mujeres, casa o trabajo, vestidos o costumbres, hobbies o maneras de ser. Que llegue el momento en que l@s adolescentes LGTB no tengan miedo de asistir a los institutos, y el profesorado sea libre para expresar su diferencia.
Exigimos unas aulas donde las hijas e hijos de familias homomarentales y homoparentales sean tan respetadas y queridos como cualquiera. Y unos recreos donde las jóvenes lesbianas puedan pasear de la mano con sus novias, o donde los adolescentes trans puedan comentar sus inquietudes en voz alta y ser llamados por los nombres con los que se identifican.

Por eso decimos sí a una escuela aragonesa incluyente y abierta, y reclamamos al Gobierno de Aragón:
- La inclusión efectiva y transversal de la diversidad afectivosexual y de modelos de familia en todos los tramos de la educación, incluyendo una asignatura de educación para la ciudadanía plena de contenido, en la Ley de la Educación Aragonesa.
- La implantación de una educación afectivosexual incluyente y globalizadora, más allá de la prevención sanitaria o reproductiva.
- La revisión de los textos educativos existentes, y la difusión de materiales, recursos, programas y metodologías de inclusión de la diversidad afectivosexual y de los modelos de familia a toda la comunidad educativa.

30 ó 40 años después, aún queda mucho camino por delante. Pero sabemos que para que el futuro no tenga fronteras para nuestros afectos ni para nuestros derechos, hoy las escuelas no deben tener armarios. Por eso, decimos:
aprendamos a
AMAR SIN ARMARIOS, VIVIR SIN FRONTERAS
derechos iguales para tod@s sin discriminación por origen ni por identidad afectivosexual

No hay comentarios: